Todo lo que debes saber para realizar una instalación eléctrica

Son muchos los aspectos que se deben tener en cuenta al momento de realizar una instalación eléctrica. Todo se basa en el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión, aquí se establece un esquema de la vivienda con sus circuitos básicos.

Las instalaciones eléctricas están sujetas a las instrucciones técnicas (ITC) BT 01 a BT52 del reglamento electrotécnico. La última edición fue realizada el 18 de septiembre del 2002.

El Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión señala cuáles son las tensiones que se usan en las distribuciones de corriente alterna. Las fases de redes trifásicas de tres conductores serán de 230 V. Las de cuatro conductores tendrán 400 V. También se indica que la red tendrá una frecuencia de 50 Hz. Luego te calcular cuánta corriente necesita la instalación. Al llegar a este punto tendrás que calcular la corriente máxima de la instalación según su potencia.

Cuando se va diseñar una instalación eléctrica es necesario realizar un estudio de cargas. De esta forma se conocerá la carga eléctrica que tiene la instalación al saber la de cada uno de los receptores. La suma de todas las potencias establece la carga total que tiene una instalación. El REBT establece el grado de potencia que pueden tener las viviendas en dos grupos de electrificación. El grado de electrificación básica, necesario para cubrir las necesidades primarias de una vivienda y el grado de electrificación elevada, que se utiliza en lugares que necesiten una previsión de electricidad superior.

Cada usuario debe llegar a un acuerdo con la empresa suministradora de potencia para asegurarse que las nuevas construcciones no sean inferiores a 5.75 W a 230 V. En las viviendas de electrificación elevada, la potencia no puede ser menor a 9.200 W. La potencia se otorgará dependiendo de la capacidad máxima que tenga la instalación según se indica en la ITC-BT-25.

Las instalaciones eléctricas se representan por esquemas para facilitar su interpretación. A continuación os mostraremos los dos tipos de esquemas.

Esquemas unifilares: te otorgan una idea general de cómo se encuentra la instalación. Aquí se revelan líneas, interruptores de corte, etc.

Esquemas mutifilares: ofrecen más detalles de la instalación y te otorgan una mejor idea tanto del funcionamiento como la ejecución del cableado.

El REBT establece los tipos de circuitos independientes, cada uno tendrá un interruptor automático de corte omnipolar y elementos de protección contra sobrecargas y cortocircuitos. Los tipos de circuitos son se dividen en electrificación básica y electrificación elevada:

Electrificación básica:

  • C1 circuito de distribución interna: dedicado a alimentar puntos de alimentación.
  • C2 circuito de distribución interna: se usa en toma corrientes convencionales y frigorífico.
  • C3 circuito de distribución interna: para la cocina y el horno.
  • C4 circuito de distribución interna: destinado para la lavadora, lavavajillas y termo eléctrico.
  • C5 circuito de distribución interna: se utiliza para alimentar las tomas de corriente que se encuentran en los cuartos de baño y en las bases auxiliares de la cocina.

Electrificación elevada:

Cuando se trata de viviendas que necesiten más de un circuito de los que se mencionaron anteriormente se deberán realizar las siguientes instalaciones, las cuales indican los electricistas Pozuelo de Alarcon:

  • C6: cada 30 puntos de luz, circuito adicional del tipo C1.
  • C7: cada 20 tomas de corriente, circuito adicional del tipo C2.
  • C8 circuito de distribución interna: se utiliza para la calefacción eléctrica.
  • C9 circuito de distribución interna: para el aire acondicionado.
  • C10 circuito de distribución interna: destinado para alimentar una secadora independiente.
  • C11 circuito de distribución interna: está destinado a alimentar el sistema de automatización.
  • C12: circuitos adicionales tipo C3 o C4: están destinados a usarse cuando el número de toma corrientes que tenga un circuito C5 sea superior a 6.