Te brindamos consejos para solventar fallas con los diferenciales

Un interruptor diferencial es un dispositivo eléctrico colocado en el cuadro general, y se encarga de desconectar algún(os) circuito(s) cuando exista un defecto en el voltaje. La falla más común en los diferenciales es el salto, lo cual provoca el corte de energía eléctrica. En este artículo plantearemos las situaciones más comunes bajo las cuales sucede este molesto acontecimiento y como solventarlo.

Lo primero que debe realizarse cuando salte el diferencial es tomar notas referenciales de las condiciones y factores bajo los cuales ha sucedido la falla, entre ellas el clima (tormentas, lluvia), los dispositivos que se encontraban en uso al momento (microondas, calentadores, etc.) la hora en que ocurrió el salto. Esto se hace de manera que, en caso de llamar a un electricista calificado, pueda contar con la mayor información posible para ubicar que ocasiono el desperfecto.

Si bien las fallas en los diferenciales suelen ser complejas para que el usuario mismo las detecte y resuelva (la mejor opción es acudir a un electricista capacitado que pueda solventar este problema de forma segura y pronta), no es imposible. Con la información suministrada en el párrafo anterior, el usuario puede tener una idea de dónde buscar e identificar el problema.

Cuando el interruptor diferencial salta, es recomendable substituirlo con un interruptor superinmunizado. Este artefacto determina si el salto se produjo por una fuga significativa de corriente (en este caso el interruptor seguirá saltando) o si se produjo por una avería eléctrica interna o externa.

Aunque algunas personas piensen que el uso de un diferencial rearmable es adecuado para estos casos, no lo recomendamos. Un diferencial rearmable es solo útil para casas de verano o viviendas secundarias que requieran uso continuo de energía para alarmas o dispersores de agua. En la vivienda principal el interruptor diferencial rearmable se volvería inútil al cabo del tiempo pues no tendría nada que rearmar.

Al utilizar el interruptor superinmunizado y determinar que la causa no procede a perturbaciones de corriente eléctrica, podemos asumir que la causa proviene de una derivación. En este escenario, la mayor parte de las veces el problema suele estar relacionado con el exceso de humedad.

Siendo el agua un eficiente conductor de electricidad, la humedad en los cableados o circuitos es una causa muy recurrente de derivaciones. Resolver estos casos resulta engorroso pues hay que abrir las cajas de registro, interruptores y tomas de corriente en las cuales se sospeche está ubicado el exceso de humedad.

Un ejemplo muy común de este problema sucede en los patios de las viviendas; cuando los circuitos de alimentación eléctrica existentes no tienen suficiente alcance para conectar artefactos ubicados en el patio, los usuarios realizan extensiones caseras que muy comúnmente están expuestas a condiciones climatológicas no favorables o inseguras.

Por último lugar en lo que respecta a causas de derivación en interruptores diferenciales, tenemos una instalación eléctrica muy longeva sin las condiciones de mantenimiento adecuadas. Algunos cableados muy antiguos no suelen tener el grosor necesario para soportar la potencia de electrodomésticos modernos. Ello ocasiona un desgaste de las instalaciones que limita el aislamiento y ocasiona derivaciones.

En tales situaciones, podemos utilizar una pinza de detección de fugas para medir la corriente de derivación y su constancia. La pinza determinara la corriente de derivación que comprenda cada circuito al no poseer ninguna carga. Los interruptores diferenciales actuales suelen saltar ante una corriente derivada mayor a 15 mA en algún dispositivo en buen estado. Por esta razón es normal ver que un electrodoméstico en estado óptimo de retroalimentación eléctrica tenga una corriente derivada de 12 mA, y al medir la corriente de fuga pueda aumentar la corriente derivada unos 3 mA adicionales, que harían saltar al diferencial.

Lo idóneo por supuesto es revisar todos los circuitos (cocina, iluminación, etc.) para determinar si la corriente derivada de uno resalta sobre otro. De ser efectivo este método, ya solo habrá que concentrarse en ese circuito y/o electrodoméstico en específico para solventar la derivación eléctrica.

En el peor de los casos, reparar esta situación podría implicar cambiar todo el cableado de uno o más circuitos, pero es sumamente importante corregirla para evitar posibles cortocircuitos o fallas adicionales en el sistema eléctrico. Hay una solución posible, que consiste en la instalación de un diferencial particular. Este diferencial se encargara de que el salto de un circuito solo le suspenda la alimentación a ese circuito en concreto y los artefactos electrónicos conectados a él.

Un problema de derivación o avería en el interruptor diferencial es una circunstancia bastante delicada en el sistema eléctrico de un hogar, por lo que no debe ser tratada o tomada a la ligera. Siempre recomendamos contactar a un electricista autorizado Pozuelo profesional que esté capacitado con los conocimientos y herramientas para solventar dicho problema.