Reparar un enchufe

Los enchufes, al igual que muchas piezas eléctricas necesitan de mantenimiento periódico y cuando cumplen su fecha de vida útil solamente queda deshacernos de ello y cambiarlos por uno que si funcione.

En las ferreterías podremos conseguir gran variedad de enchufes de distintas marcas y de distintos precios que servirán para sustituir el que ya no funciona, en caso de que note que sus enchufes se dañan, muy rápido, pues lo más probable es que tenga un problema con sus conexiones eléctricas o que no le estén dando un uso adecuado y lo comprometan cada vez más.

Así que en este artículo le daremos unos cuantos consejos de cómo usar sus enchufes de la mejor manera para que estos perduren por mucho tiempo y no tenga que invertir una gran cantidad de dinero en ellos, además le damos igualmente un poco de conocimiento sobre qué hacer en caso de que estos fallen inevitablemente.

Problemas en el enchufe

Los enchufes de los electrodomésticos y demás aparatos que necesiten de corriente pueden deteriorarse con facilidad si existe algún problema con la red eléctrica, con el cableado del aparato o si se está usando de una manera poco cuidadosa y de forma muy frecuente. Un ejemplo de los primeros casos puede ser un golpe de tensión en el cual la electricidad llegue a un nivel muy alto y los cables no pueden soportarlo haciendo que sucumban y se quemen.

En estos momentos cuando ya no funcione es hora de buscar un reemplazo ya que un uso prolongado con un cable defectuoso puede provocar un cortocircuito que ponga en riesgo su hogar y sus redes eléctricas, además si el contacto es forzado y tiene que estar en cierta posición para funcionar, también es indicativo de que es hora de reemplazarlo.

Para aclarar bien este articulo y que no haya confusiones, permítanos decirle que en términos de trabajo eléctrico se le conoce como enchufe al conjunto de clavija y toma de corriente aunque en este caso, el articulo presente hará referencia a la clavija o enchufe macho como “enchufe” mientras que a la otra parte se le designara como toma de corriente para mayor facilidad.

Ahora volviendo al tema de la reparación, para que el enchufe sea reparado lo primero que debemos hacer es desconectarlo del resto del cable para poder revisar su parte interna y ver cuál es el problema, esto muchas veces en la actualidad puede ser imposible, debido a que hablando en términos de seguridad, una clavija completamente cubierta de plástico está perfectamente aislada y ayuda a evitar accidentes de gravedad pero para nuestro caso en el que queremos repararlo, es algo frustrante.

Aunque, a pesar de todo esto, el arreglarlo sin tener que comprar un aparato nuevo si es posible, ya que en las ferreterías podemos encontrar enchufes desmontables que si bien no son más seguros que lo anteriores, con una aislación correcta un manejo cuidadoso nos permitirá seguir gozando de nuestro aparato sin ninguna clase de problemas, por supuesto si lo único que se daño fue el enchufe.

Cómo reparar el enchufe

La reparación no es un proceso para nada difícil y si tiene el más mínimo conocimiento de electricidad y sentido común puede realizarlo por usted mismo, así que le daremos una guía general para solucionar el problema. En primer lugar retire el aislante del cable del aparato para poder conectarlos a las clavijas, los colores de cada cable tienen un propósito, funcionan para identificarlos y saber dónde va cada cable, el negro, marrón o gris es el cable fase, el neutro es azul y el tierra es verde con amarillo, quite por lo menos unos tres o cuatro cm de cable con una herramienta pela cables y téngalos a la mano.

Para colocar los cables, los enchufes cuentan con unos tornillos en las clavijas para asegurarlos con fuerza y evitar que se suelten en un futuro, los cables de fase y neutro deberán atornillarse en los puestos de las clavijas, sin importar el orden, le recomendamos que los enrolle un poco sobre ellos mismos para que no queden hilos sueltos, y el cable de tierra debe ir en la parte central del enchufe en su puesto especial para que todo fluya con naturalidad.

Una vez que estén bien colocados estos tornillos, ya debe de estar más que bien para proseguir a usar su enchufe asegúrese de volver a cerrarlo bien y si quiere puede acoplarlo todo con cinta aislante.

Consejos para prevenir que el enchufe se deteriore

Existen muchas razones por los cuales un enchufe puede dañarse lentamente y muchas de ellas no son nuestra culpa y no hay forma de que podamos evitarlas todas pero la verdad es que existen un gran número de formas en las que nosotros mismos dañamos nuestros enchufes con malos hábitos, así que ahora le daremos unos cuantos consejos para que sus enchufes duren mucho más.

  • Nunca retire el cable del aparato dándole un jalón en cualquier lugar que no sea la cabeza del enchufe.
  • La mejor opción para utilizar varias tomas de corrientes en un solo punto son las regletas, evitando el uso de ladrones ya que estos no regulan la corriente como las regletas y pueden ocasionar que se queme el enchufe y/o la toma.
  • En caso de que un parto no se usado continuamente, la mejor opción es mantenerlo desconectado y enchufarlo cuando se necesite de él.
  • Siempre dejar que sus cables se posen suavemente sobre el suelo, evitando tensiones ya que estas suelen dañar los filamentos dentro del cable poco apoco provocando que con el tiempo el enchufe o cualquier parte del cable cause un corto circuito, además si los cables están suspendidos las personas que pasen por ahí pueden tropezarse y causar terribles daños.
  • Sin importar cuanto pese el aparato conectado, nunca hay que dejarlo colgando de la toma de corriente, esto solo puede causar problemas.
  • Asegurarse en todo momento de que las fuentes de calor se mantengan lejos de los enchufes ya que estos son un peligro para todos los involucrados pueden deformar el enchufe y poner en riesgo la estructura al causar un cortocircuito.