Cómo evitar averías en el hogar: recomendaciones fáciles de aplicar

La mayoría de averías que se producen en nuestra casa, aunque no lo creas, son culpa nuestra. Por eso, a continuación, te explicaremos qué deberías hacer con los equipos eléctricos y electrodomésticos de tu vivienda para evitar que se produzcan averías inesperadas.

Según estadísticas, un alto porcentaje de los problemas eléctricos y de fontanería que se susciten en nuestro hogar son debidos a una mala instalación de los electrodomésticos. De ahí a que sea necesario que apartes un tiempo de rutina diaria para dedicarte a inspeccionar y detectar dónde los imperfectos de tus instalaciones y, posteriormente, te ocupes de repararlos. Así mismo, es importante mencionar que, aunque las instalaciones eléctricas de tu casa parezcan estar en perfecto estado, siempre es conveniente revisarlas por motivos preventivos, ya que la mayoría de imperfecciones causantes de averías no se muestran como tales.

Algunas de los problemas más comunes en instalaciones eléctricas de viviendas son: enchufes instalados en sitios peligrosos, mala distribución del cableado, tuberías desgastadas, instalaciones muy viejas y deterioradas, potencia eléctrica insuficiente, etcétera. Todos esos problemas no sólo pueden provocar cortocircuitos, sino también un aumento considerable de la factura de luz o agua, según sea el caso. En tal sentido, hemos preparado una serie de consejos, en base a nuestra experiencia en este tipo de problemas, que debes tomar en cuenta si quieres evitar accidentes eléctricos y de fontanería en tu vivienda:

  • Aleja la nevera de los focos de calor: instalar una nevera o un frigorífico cerca de una ventana donde el calor del sol ingrese, o cerca de la vitrocerámica, horno o equipos de calefacción, es una pésima idea. Esto debido a que puede sobrecalentarse y fundirse sus mecanismos internos. Al mismo tiempo, ubicar una nevera cerca de un foco calor provoca que la misma trabaje de más y, por ende, consuma más energía eléctrica.
  • Ubica correctamente la lavadora: la lavadora debe estar en un espacio abierto donde reciba una ventilación óptima y ninguno de sus partes quede obstruida. Sin embargo, evita instalarla en la intemperie, para no someterla a condiciones hostiles de temperatura que perturben su funcionamiento. Si usted reside en Leganes y su lavadora comienza a dar problemas, contacte con reparacion de lavadoras Leganes, no encontrará una empresa igual de eficiente que esta en toda la zona de Madrid.
  • Cuidado con los muebles cerca del horno: todo mueble que se ubique en las cercanías del horno de tu casa, debe, como mínimo, resistir temperaturas de 90 °C. Si no quieres tener problemas con el horno, entonces instálalo en un lugar donde su parte posterior no quede tapada y tenga un cierto espacio para la ventilación.
  • Correcta disposición del microondas: evita a toda costa instalar el horno microondas debajo del termo eléctrico o cerca de cualquier equipo que trabaje con agua, ya que, ante cualquier fuga, el microondas va a ser el principal afectado e incluso podrá dañarse por completo a raíz de un cortocircuito.
  • El peligro de las tomas múltiples de corriente: es una mala idea usar estas tomas múltiples de corriente, ya que suelen sobrecargar la red eléctrica y ocasionar averías en las instalaciones de la casa. Además, el sobrecalentamiento que causan puede quemar tus artefactos.
  • Base de enchufe de 16 mp: los electrodomésticos de cocina deben tener una base de enchufe de 16 mp para cada uno con una línea de 2,5 mm. Sin embargo, la vitrocerámica consume más potencia de lo normal, por lo que su base de enchufe ha de ser de 25 mp, con su correspondiente línea de 6 mm. No obstante, si esté consejo no te quedó del todo claro, entonces acude a un personal profesional.
  • Prevenir antes que lamentar: siempre será mejor contratar un servicio de mantenimiento que te asegure la preservación óptima de tus instalaciones, antes que esperar que los artefactos se averían para llamar a un profesional y gastar grandes sumas de dinero. Así que, no lo dudes, e invierte ya mismo en un servicio de mantenimiento.
  • Instalaciones eléctricas antiguas: las instalaciones eléctricas antiguas son muy propensas a padecer cortocircuitos, así que ten en cuenta los siguientes puntos para evitarlo:
    • Infórmate sobre la potencia contratada; de esa manera evitaras conectar muchos más electrodomésticos de los debidos.
    • El cuadro eléctrico es la clave; toda la instalación eléctrica de tu vivienda se gestiona a partir del cuadro eléctrico, así que no dudes en revisarlo cada tanto para garantizar su óptimo funcionamiento.
    • Ten en cuenta el cableado; instala un cableado de calidad y remplaza los cables viejos y deteriorados.
    • Se aconseja que todos los enchufes de la vivienda sean de 16 mp